Referendo no te vistas que no vas

Henry Escalante 

Un nuevo fraude contra sus electores, ha puesto en marcha cierta dirigencia de la MUD. Ya no de las características del 6D, en que les prometieron que hicieran la última cola y “el cambio” aparecería como por arte de magia: adiós a las colas y los alimentos, medicamentos y demás productos esenciales, serían cosas del pasado. Se trata, de un nuevo fraude que no solo toca los cimientos de quienes confiaron el pasado 6D en la alternativa oposicionista; sino que toca, los cimientos de la institucionalidad Democrática que emerge con la aprobación de la Constitución Bolivariana en 1999. El hecho, que los agentes imperialistas, no se pusieran de acuerdo para realizar la convocatoria en el tiempo previsto (enero 2016) para que dicho evento Democrático pudiera realizarse este mismo año, eso desdice en mucho de la convocatoria. Asimismo, toda esa campaña que procura colocar al Presidente Maduro en la disyuntiva de convocar el referendo o nuestro país se teñirá de sangre, deja al desnudo las intencionalidades de esa derecha fascista y sus titiriteros del norte imperialista. No procuran un evento electoral, por ende Democrático, sino que sobre la base de la convocatoria a referendo, pretenden escalar eventos de violencia que les garantice colocar al país en extrema tensión y, de hecho, procurar la intervención de terceros actores internacionales, valga decir: los EEUU, España y Colombia. En resumidas cuentas, la excusa refrendaría no es más que un mecanismo para propiciar la mal llamada “intervención humanitaria”, que tanto propagandizó el general Kelly del Comando Sur y que su sucesor, le ha dado continuidad. La Libia de Gadaffi, es la mejor expresión de lo que sería esa “intervención humanitaria” sobre la República Bolivariana de Venezuela, por supuesto, con bombardeos humanitarios y todo, ese reality show de destrucción de pueblos que acompaña las campañas militares del imperialismo de los EEUU.

Para llegar a tal extremo, la intervención militar “humanitaria”, el imperialismo ha creado la cortina de los derechos humanos. Para proteger la vigencia de los derechos humanos en un determinado país, el imperialismo de los EEUU y las fuerzas militares de los países que le acompañan, incurren –precisamente- en la violación masiva de los Derechos Humanos del pueblo que han seleccionado, ya sea porque en su interior contienen inmensas riquezas de hidrocarburos, gas, oro, coltán o por su lugar estratégico en una determinada ruta para los planes imperialistas de expansión de sus riquezas ya obtenidas. El caso de Libia es emblemático porque representa la experiencia más reciente, impulsada desde la oficina oval de la Casa Blanca, donde se agrede a un país sobre la falsa justificación que se hace “para proteger a las poblaciones civiles”, como lo fue la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU. Para llegar a esa situación extrema, de intervención militar “humanitaria”, el imperialismo y sus agentes trabajan desde el interior de los países objetivos, saboteando su economía, su sistema eléctrico, su sistema de salud, sistema de alimentación y redes de distribución de los mismos, propician inflación y mecanismos de distorsión de toda la economía, entre otros mecanismos que acompañados de intensas campañas mediáticas internacionales, van propiciando la imagen de un país fallido que no atiende a su población, por ende, violador de sus derechos humanos; tal es caso de la Venezuela Bolivariana de estos últimos tres años. Tenemos entonces, que la barbarie característica de las “intervenciones militares humanitarias imperialistas” las cubre, la mediática imperialista, de un rostro de humanidad que poco les cabe. La doctrina “humanista” de Obama, a partir de su intervención en Libia, la sustenta en tres acciones: 1. Los bombardeos aéreos, marítimos y apoyo de fuerzas especiales; 2. Creación de ejércitos de mercenarios (Estado Islámico) y el uso de migrantes refugiados en los EEUU, vendiéndolos como los nuevos líderes y, 3. Coalición multilateral imperialista de países europeos (OTAN), en el caso nuestro utilizarían fuerzas militares de países ya asumidos como pronorteamericanos, como el caso de Argentina, Colombia y el Brasil de Temer. Esos tres elementos, ya están conjugados en los ataques a la Venezuela Bolivariana, no por casualidad se denuncia el eje: Madrid-Washington-Bogotá, como expresión multilateral de las acciones encaminadas a crear las condiciones para la intervención militar “humanitaria” sobre la República Bolivariana de Venezuela.

Estimamos, que las respuestas deben ser proporcionales a las características de la agresión imperialista. La respuesta, debe ser multilateral. El gobierno del camarada Maduro, no puede dejar pasar por debajo de la mesa el ofrecimiento hecho por el Presidente Putin de apoyar aquellos países amigos, asediados por la conjura imperialista. Nadie mejor que Rusia, quien vivió la guerra a su moneda, a su economía, además del asedio militar a sus fronteras por parte de la OTAN, puede ofrecernos como apoyo su experiencia y las respuestas que dio a toda la agresión imperialista de EEUU y Europa, que vivió en carne propia. Así lo manifiesta en reciente comunicado de la Cancillería Rusia en referencia a Venezuela, al compararla con la situación vivida por el pueblo ucraniano, en que EEUU profundizó las diferencias internas, ocasionando un conflicto que culminó en un golpe de Estado propiciado por bandas fascistas que terminaron adueñándose del gobierno, señala la Cancillería de ese país hermano: “…la solución política de los problemas de Venezuela tiene que ser resuelta por el pueblo venezolano, el cual escogió en su momento de manera legítima a sus autoridades”. […] “La injerencia destructora desde fuera es inaceptable. Nadie tiene derecho a imponer “escenarios de colores”, de acuerdo con las conocidas tecnologías radicales, desestabilizando la situación”. […] “Estamos dispuestos a incorporarnos a esos esfuerzos si es considerado necesario”. Para tarde es luego, importante para nuestra Nación solicitar el apoyo de la Gran Rusia, tal como lo hizo la hermana Siria, los resultados están a la vista de todos y todas: las fuerzas mercenarias armadas y entrenadas por EEUU e Israel, para desestabilizar y derrocar al Presidente Bashar, hoy están en retirada, casi que derrotadas por la acción combinada de los ejércitos y fuerzas armadas de Rusia y Siria. Por lo demás, al apoyo de Rusia debe sumarse también, la solidaridad de los pueblos hermanos del Alba y PetroCaribe, en función de hacer frente con mayor contundencia a esta agresión multilateral de las fuerzas imperialista de EEUU y España. La acción internacional de solidaridad, es fundamental para garantizar la paz en nuestra Patria asediada por las ambiciones imperialistas. Es allí, donde debemos reforzar las acciones de reacción a la agresión imperialista multilateral; igualmente, en el plano mediático internacional, escenario de batalla en que el Gobierno del camarada Maduro, se ha mostrado muy, pero muy débil, con relación a la brutal artillería que emplea el imperialismo contra nuestro pueblo y los pueblos hermanos del mundo. Fundamental, la creación de un Estado Mayor Internacional de medios de comunicación, comunicadores y comunicadoras que apoyan la causa de la Revolución Bolivariana, sus logros y el legado de nuestro Comandante Hugo Chávez Frías. Así, ante la pretensión imperialista de concretar sobre Venezuela su ansiada intervención militar “humanitaria”, debemos levantar la solidaridad internacional Humanitaria y concretarla en hechos y acciones concretas con los pueblos hermanos de la patria de Bolívar y Chávez. Que se conformen no uno, sino miles de Comités Solidarios con la Causa de la República Bolivariana de Venezuela y contra la intervención militar “humanitaria” del imperialismo de los EEUU y España. Las embajadas de nuestra República, tienen mucha tarea por hacer en esa dirección. No esperemos que comiencen a caer las bombas “humanitarias” para hacerlo, el momento es ahora, luego será tarde…

 

About admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>